Inicio > Actualidad > En forma en 70 días: Chicote es pronador y necesita plantillas

En forma en 70 días: Chicote es pronador y necesita plantillas

¿A qué viene este título?

El miércoles se estrenó en Antena 3 el programa de televisión “En forma en 70 días”.

No tenía pensado verlo pero ayer Twitter ardía. Entrenadores indignados. Nutricionistas enfurecidos. Y hasta algún médico se llevaba las manos a la cabeza. Sentí curiosidad, ¿tan malo era?

El programa, en forma en 70 días

Alberto Chicote y tres voluntarios con marcado sobrepeso se sometieron a un programa de entrenamiento durante 70 días. El objetivo no era otro que “ponerse en forma”, o más bien mejorar su estado físico.

Durante el programa visitaron nutricionistas, entrenadores, médicos y podólogos.

Primer ejercicio: Abdominales estilo patio de colegio

Para abrir boca el entrenador de Chicote le propone un “mítico ejercicio”. El mismo ejercicio que hacíamos de pequeños en el patio del colegio: abdominales tipo crunch. Los mismos que cualquier entrenador serio, y reciclado, desaconsejaría para una persona con el perfil de Alberto Chicote (y casi para cualquier otro deportista).

Empezamos bien. Seguimos peor.

Chicote insiste en que lleva muchos años sin hacer deporte. El entrenador le propone un reto: “corre todo lo que puedas durante 12 minutos”. El mítico test de Cooper. ¡A una persona que a duras penas puede caminar!

El resultado es “sorprendente”. Alberto está en un pobre estado de forma.

Dos perlas y apenas han pasado 8 minutos desde el inicio del programa. Esto promete.

Abdominales Alberto Chicote

Dieta y ejercicios disfuncionales a máxima intensidad

Un 26,1% de los niños de 6 a 10 años tiene sobrepeso, un 19,1% obesidad. Con la dieta pasa lo mismo que con las zapatillas, vamos hacia atrás. Hemos involucionado. A la vista está, las recomendaciones, las dietas estrictas y la pirámide moderna no funcionan.

Y después, más ejercicios.

El entrenador propone “estimular los pectorales” de Chicote. Unos pectorales, que por su viciada postura corporal, están más tiesos que la mojama.

Después, el otro grupo de entrenados, comienzan a correr en arena seca -cuando no saben correr en superficies compactas-, levantan ruedas, mueven cuerdas a máxima intensidad… A tope. Sin ningún tipo de corrección.

¿Dónde quedaron los principios de individualización y progresividad?

Y rematamos con las plantillas

Pero el motivo de esta entrada ha sido la visita al podólogo. El profesional encargado de velar por la salud de nuestros pies.

Leyendo lo anterior podrás imaginar que Chicote no iba a ser sometido a un plan funcional para analizar sus carencias y devolver la función perdida a los pies. Aciertas.

Este soporte plantar te va a permitir correr sin lesiones

El podólogo estudió la pisada de Alberto y llegó a la siguiente conclusión:

“Tienes una pisada pronadora, es lo común, como el 60% de los humanos. El pie izquierdo está metiendo un 5% más de presión sobre el terreno”.

Y sin más pasó al siguiente nivel:

“Vamos a confeccionar un soporte plantar que te ayude a correr. Te va a permitir correr sin lesiones” A lo que Chicote añade: “Me voy como flotando”.

¿Cuánto tardará Chicote en dejar las plantillas?

Chicote es uno de los miles de afectados por el “síndrome de las plantillas”.

Porque los desequilibrios en la pisada no justifican el uso indiscriminado de plantillas. Porque la mayoría de problemas se solucionan desde la corrección y la prevención. Yendo al origen, sin parchear. Porque ese parche, debilitará aún más los pies. Porque más pronto que tarde generará nuevas adaptaciones que llevarán, probablemente, al abandono de las plantillas.

Alberto, deberías acudir a un buen profesional. Analizará tus puntos débiles. Irá al origen de los problemas. No pondrá parches. Te enseñará a moverte (primero) y a correr (después). Y posiblemente te recomendará unos zapatos minimalistas para recuperar la fuerza y función de los pies.

Es de alabar que los programas de televisión aborden uno de los grandes problemas de nuestra sociedad, el sobrepeso. Pero no todo vale. En forma en 70 días falla en las formas.

Es momento de desaprender. De reciclarse.

Aquí puedes ver el programa completo.