Calzado con drop y el tendón de aquiles

Cuando surge algún problema relacionado con el tendón de aquiles una medida muy habitual es recomendar elevar el talón (usar calzado con tacón o con drop) para “aliviar la tensión” y mejorar los síntomas.

¿Qué relación hay entre el drop y el tendón de aquiles?

¿Qué efectos tiene caminar con unas modernas zapatillas de running?

Estudio: ¿Cómo afecta el drop al tendón de aquiles?

Un reciente estudio realizado por la Universidad de Queensland (Australia) se propuso investigar si la recomendación habitual de elevar el talón para reducir el tensión sobre el tendón de aquiles tenía realmente una base científica.

Drop y el tendón de aquiles
Caminar con zapatillas de running aumenta la tensión en el tendón de aquiles.

Método

Para el estudio se utilizaron zapatillas de correr tradicionales con un drop o una elevación del talón de 10mm y un peso comprendido entre 359 y 396 gramos. Hay que puntualizar que el calzado de running más utilizado para correr o caminar tiene un drop que oscila entre los 10 milímetros (como el utilizado en el estudio) y los 14  milímetros.

12 hombres  caminaron a ritmo confortable con el calzado anteriormente descrito y también descalzos. Para la medición se optó por la transmisión acústica mediante la utilización de ultrasonidos, un método que según se ha comprobado en animales es representativo para medir la carga o tensión que soporta el tendón de aquiles.

Resultado

La medición mediante ultrasonidos arrojó unos picos máximos considerablemente más altos con calzado de running convecional, también se apreciaron diferencias en las cargas de impacto verticales. Estas significativas diferencias en los picos máximos medidas con ultrasonidos se asocian a una mayor carga o tensión en el tendón de aquiles.

Los hombres estudiados alargaron el paso caminando con zapatillas tradicionales, por contra cuando caminaron descalzos lo hiceron con pasos más cortos, permaneciendo menos tiempo en contacto con el suelo y con un menor impacto vertical.

Conclusión

Los investigadores de la Universidad de Queensland cuestionan los beneficios de las zapatillas de running modernas (con drop o tacón) para el tratamiento y prevención de las tendinopatías del tendón de aquiles.

Este nuevo estudio afianza nuestra idea de que el drop y el tendón de aquiles son poco compatibles. Elevar el talón modifica la postura y nuestra forma natural de movernos (caminar, correr, saltar…). Por otra parte con esta elevación tampoco lograremos mejorar la salud del tendón ni reducir la tensión sobre el mismo, mas bien todo lo contrario.

Fuente: Pubmed.

¿NECESITAS AYUDA?

He preparado una guía con todo lo que he aprendido desde el año 2010. Pensada para puedas adaptarte al minimalismo: Los errores que debes evitar, trucos, planes de entrenamiento, ejercicios...