Corredores pesados y minimalismo

Corredores pesadosComo sabemos hay muchos mitos asociados a correr descalzo o con calzado minimalista.

Uno de ellos dice que los corredores pesados o los corredores con sobrepeso deben utilizar calzado muy amortiguado ya que de lo contrario estarán poniendo en riesgo su salud.

¿Es perjudicial correr con sobrepeso?

¿Deben los corredores pesados utilizar zapatillas amortiguadas?

Mi opinión…

¿Es perjudicial correr con sobrepeso?

Correr es una actividad de alto impacto, nuestro peso se llega a multiplicar por tres en cada zancada, si contamos con un sobrepeso de 15kg estaremos sumando unos 45kg extra en cada paso.

Correr está de moda pero no nos engañemos, la decisión más coherente en caso de sobrepeso marcado sería optar por combinar dieta y ejercicios de bajo impacto como natación, bicicleta o caminar.
Una vez nos encontremos en un peso razonable entonces si podríamos comenzar a correr sin tanto riesgo de lesión.

¿Las zapatillas protegen las articulaciones?

Si a pesar de todo lo comentado anteriormente decides correr con sobrepeso debes tener claro que aumentar el grosor de la suela no va a proteger tus piernas ni articulaciones, de hecho puede ser más perjudicial.

Corredores pesados y con sobrepeso

Actualmente se considera que un corredor pesado es aquel que supera los 75kg, sin más distinción, lo cierto es que debemos distinguir entre pesados y con un exceso de peso:

  • Corredor pesado: Supuestamente aquel que supera los 75kg, es un saco demasiado amplio en el que encontramos gente corpulenta sin sobrepeso o con unos pocos kilos de más. Este tipo de corredor tendrá unos huesos, músculos y tendones lo suficientemente grandes y fuertes para aguantar su peso, si no hay un problema médico no hay motivo para la preocupación, un corredor pesado está diseñado para correr de forma natural, exactamente igual que una persona de 60kg.
  • Corredor con un exceso de peso: En este caso las piernas sufrirán una importante carga extra, debe vigilarse mucho más la elección del deporte.

En 1970 se inventó la amortiguación en las zapatillas, desde entonces hemos tenido cámaras de aire, cámaras de gel, dobles densidades y hasta microchips. Sin embargo nadie ha demostrado que estos extras mejoren el rendimiento o disminuyan las lesiones, todo lo contrario.

Una de las principales recomendaciones que encontramos en revistas especializadas es aumentar la amortiguación en este tipo de corredor pesado, lo cierto es que no hay razón alguna para tomar esta decisión, en 40 años seguimos sin datos o indicios que haga pensar que debemos aumentar amortiguación.

Lejos de esta postura tenemos que:

  • Aumentar amortiguación suele ir asociado a empeorar la técnica de carrera, especialmente en corredores con poca experiencia. Más del 80% de los corredores populares talonan lo que supone una pérdida de eficiencia y un mayor riesgo de sufrir lesiones por estrés repetitivo.
  • Aislar los pies del suelo con una gruesa capa supone debilitar notablemente los pies que no son más que la principal herramienta de trabajo del corredor. Unos pies débiles y deformados por las punteras estrechas nos exponen aún más a lesiones como por ejemplo la temida fascitis plantar.

Conclusión

Los beneficios de correr descalzo o minimalista son aplicables tanto a corredores ligeros como pesados, si bien aquellos que tienen un sobrepeso notable quizás deberían plantearse otras alternativas… como un cambio de hábitos que permita una reducción de peso antes de comenzar a correr y/o añadir a las rutinas semanales deportes de bajo impacto para reducir el riesgo de lesión.

En caso de optar por el running como deporte único o principal hay que tener claro que el calzado moderno no aliviará el impacto que sufren las piernas y articulaciones en cada zancada, la alternativa para reducir el impacto pasa por una mejora de la técnica de carrera, algo que está asociado íntimamente con el calzado minimalista y con el barefoot running.

¿NECESITAS AYUDA?

He preparado una guía con todo lo que he aprendido desde el año 2010. Pensada para puedas adaptarte al minimalismo: Los errores que debes evitar, trucos, planes de entrenamiento, ejercicios...