Errores comunes durante la adaptación

Cada vez son más los que deciden simplificar su calzado y dar el salto al minimalismo, una tendencia que no deja de crecer entre todo tipo de deportistas. No todo el mundo logra adaptarse así que no es raro ver a gente desencantada volviendo a lo conocido, la amortiguación.

Algunos de los errores comunes durante la adaptación son:

Empezar lesionado

Son muchos los corredores de fondo que llegan al minimalismo desesperados después de innumerables lesiones, algunos tienen la precaución de recuperarse completamente pero otra parte importante empieza la fase de transición lesionados o con molestias.

Obviamente no es la mejor manera de comenzar ya que lo más probable es que esas lesiones se mantengan o empeoren. Así que deja la impaciencia en casa, cúrate y… ¡¡bienvenido a este apasionante mundo!!.

Expectativas muy altas

Otro error bastante común es crearse unas expectativas demasiado altas en torno al barefoot, hemos hablado varias veces del tema, es una buena opción por muchos motivos (naturalidad, sensaciones, menor riesgo de lesión, etc…) pero el minimalismo no es un milagro, no va a solucionar todas tus molestias o lesiones.

Hay que ser realistas, correr largas distancias es lesivo, el riesgo de lesión estará siempre presente con calzado muy amortiguado o descalzos. Si optamos por el minimalismo posiblemente lograremos reducir ese riesgo, así lo afirman diversos estudios, pero no lo olvidemos, el riesgo de lesión siempre está presente.

Negatividad y prejuicios

Empezar la transición con dudas, con miedo o con los clásicos prejuicios de los corredores tradicionales sobre la amortiguación o la técnica de carrera no va a ayudar en nada en tu proceso de adaptación.

Es conveniente resetear mentalmente, olvidarse de comentarios, de anuncios, de marcas y simplemente disfrutar del proceso y de las nuevas sensaciones.

Correr en montaña demasiado pronto

Como hemos comentado esta semana correr minimalista en montaña es altamente recomendable aunque debemos puntualizar que mejor no empezar directamente en terrenos complicados.

Puedes comprar unas minimalistas de montaña y lanzarte a recorrer senderos pero procura hacerlo en caminos sencillos de poca dificultad. La explicación es sencilla, muchos corredores minimalistas se lesionan al cabo de 5 o 6 meses por un exceso de confianza al introducir demasiados tramos con piedras, ten en cuenta que los pies necesitan bastante tiempo para curtirse y poder correr con ciertas garantías en todo tipo de terrenos. A nivel muscular y tendinoso la adaptación es relativamente rápida (unos meses) a nivel óseo lleva bastante más tiempo.

Correr minimalista en montaña

Correr minimalista mucho tiempo

Y ya en lo estrictamente deportivo tenemos varios errores que se repiten. El error común más importante y frecuente es empezar corriendo demasiado tiempo, algunas veces los nuevos corredores minimalistas empiezan con 5 o 10 minutos pero al día siguiente al no tener molestias ni malas sensaciones siguen con rodajes de 45 minutos o 1 hora. Otros directamente empiezan corriendo más de media hora. En ambos casos es probable que lo paguen con alguna lesión y terminen abandonando el minimalismo con cualquier pretexto.

Tómatelo con calma, puedes orientarte con nuestros planes de entrenamiento en la sección de adaptación al minimalismo.

Correr demasiado rápido

Otro de los errores comunes durante la adaptación es empezar a correr demasiado rápido. Es muy recomendable combinar días de intensidad y otros más suaves pero no durante los primeros meses de adaptación. La exigencia muscular a ritmos altos es mucho mayor por lo que es recomendable preparar primero la musculatura a ritmos cómodos y poco a poco introducir pequeños cambios de ritmo.

Olvídate de las series estrictas (con minimalistas) por lo menos en los 3 primeros meses de la adaptación, si te apetece correr rápido introduce progresivamente pequeños sprints o fartleks razonables.

Obsesión con la técnica de carrera

 Tan perjudicial es pasarse como no llegar. La técnica de carrera es importante, si no logramos automatizar la nueva forma de correr es conveniente trabajarla en una o dos sesiones semanales de ejercicios específicos como skkiping, talones a glúteos, subidas y bajada de escaleras o tramos cortos con una cadencia en torno a los 180 pasos por minuto (hablaremos de estos ejercicios en otra entrada).

Se trata de mejorar la técnica de carrera de forma progresiva e inconsciente mediante estas sesiones de técnica, si durante tus sesiones minimalistas piensas constantemente en correr con una técnica perfecta lo más probable es que termines corriendo de forma poco natural, tensionado y forzando la postura o el apoyo.

¿NECESITAS AYUDA?

He preparado una guía con todo lo que he aprendido desde el año 2010. Pensada para puedas adaptarte al minimalismo: Los errores que debes evitar, trucos, planes de entrenamiento, ejercicios...