Inicio » Opinión » La solución a las ampollas en los pies

La solución a las ampollas en los pies

Llega el calor y con él se multiplican los problemas en los pies. En esta temporada las ampollas son uno de los principales compañeros de viaje de los corredores, y deportistas en general, un problema demasiado habitual.

En este artículo te voy a explicar cómo me olvidé para siempre de las ampollas en los pies. Un proceso muy sencillo, sin recetas mágicas ni ungüentos milagrosos.

¿Por qué se producen las ampollas en los pies?

Tradicionalmente se culpa al calzado nuevo (o al viejo), al mal ajuste (o al bueno), a los calcetines, a la humedad, a las sandalias o al calor excesivo. Todos esos motivos pueden favorecer -o no- la aparición de ampollas pero después de años sufriendo este problema aprendí que para dejarlo atrás tenía que centrarme en la raíz del mismo:

  1. Aislamiento y debilidad: Si eres de los que sufre ampollas frecuentes en la planta del pie es muy probable que tengas la zona muy poco estimulada (seguramente por el abuso del calzado grueso). Una piel débil y fina es el mejor caldo de cultivo para las ampollas, engrosar la zona el mejor de los remedios.
  2. Alineación de los dedos: El motivo real por el que muchos corredores hemos sufrido durante años las molestas ampollas entre los dedos no es otro que la deformación y compresión de los dedos. El único remedio es realinearlos de nuevo (sí, se puede conseguir, te lo explicaré más adelante).
  3. Calzado tradicional: No culpes al calzado nuevo, o al viejo, si es apropiado funcionará desde el primer día. Por el mismo motivo tampoco culpes al calzado abierto o al cerrado. Las zapatillas tradicionales son las mejores amigas de las ampollas debido a su rigidez, elevado grosor y estrechez. También debes vigilar que el calzado y los calcetines sean transpirables, quizá ya lo sabes pero… no es buena idea caminar con botas en pleno verano.
Botas de montaña tradicionales
Stijn Nieuwendijk / Flickr

Así solucioné definitivamente los problemas de ampollas

Hay solución para las ampollas en los pies y no es tan rebuscada como piensas. Créeme, yo era de los que tenía muchas (muchas) y de todo tipo, daba igual el modelo que tuviera en los pies. Lo solucioné siguiendo estos dos pasos.

Pasando mucho tiempo descalzo

Estimular la planta de los pies es esencial para que se produzcan adaptaciones y engrosamiento, nuestro mecanismo natural para protegernos del roce y la fricción. La vaselina y los ungüentos puede sacarte de un apuro temporal pero sólo te olvidarás de las ampollas con estimulación. Quizá no te enamore tener una piel gruesa en la planta de los pies pero te aseguro que es el mejor aliado contra este problema.

¡Descálzate ya!, en casa, en la playa, en el campo… todo el tiempo que sea posible y no sólo durante el verano.

Utilizando únicamente un calzado amplio y fino

Seguramente sólo puedas estar descalzo en casa, con eso no basta para engrosar la planta del pie y mejorar la alineación, debes continuar en la calle, es imprescindible que empieces a sentir los estímulos e irregularidades del terreno.  Apuesta por un calzado amplio y de suela fina para continuar con este proceso natural de estimulación y realineación, poco a poco los dedos mejorarán su posición y la piel recuperará su grosor.

Requisitos del calzado para evitar las molestas ampollas en los pies:

  • La puntera es fundamental. Debe ser muy amplia, no debe comprimir los dedos de lo contrario las ampollas volverán una y otra vez.
  • Si quieres evitar ampollas en la planta del pie utiliza calzado minimalista con fina suela, debes sentir el terreno (sin hacerte daño, claro).
  • Evita el talón rígido y acolchado, suele causar bastante rozaduras, es típico en el calzado convencional pero muy raro en el minimalista.
  • Olvídate de las zapatillas reforzadas, no las necesitas. Un abultado refuerzo en la puntera o en el lateral de la zapatilla puede provocarte rozaduras y ampollas.

Las sandalias con buen ajuste, y las huaraches de running, son una excelente forma de liberar los pies en verano.

NOTA: Si te gustar correr no es necesario que lo hagas con calzado minimalista, puedes entrenar con zapatillas convencionales, lo importante es que el resto del día camines con lo mínimo sobre superficies variadas, así estimularás los pies durante muchas horas.

Pies descalzo en la arena
Markus Spiske / raumrot.com

¿Cuánto tiempo es necesario para curarlas definitivamente?

No te voy a engañar, hay que tener paciencia, a partir de 3 o 4 meses empezarás a ver buenos resultados pero es un proceso natural lento. El proceso es muy sencillo pero debes ser constante, esa es la clave para curar definitivamente las ampollas en los pies.

Tres trucos para mejorar un poco más rápido

Pon en práctica estos trucos complementarios y el resultado será mejor:

  • Realizar estos ejercicios para los pies 3 o 4 veces por semana, céntrate especialmente en el ejercico 1 y 6.
  • Utiliza con frecuencia separadores para los dedos para mejorar la alineación de los dedos y recuperar poco a poco la fuerza en los pies (puedes realizar los ejercicios anteriores con estos separadores).
  • Prescinde de los calcetines, actualmente son muchas las marcas que tienen interiores con perfectos acabados para que los pies no sufras roces, echa un vistazo a las minimalistas de asfalto  de Vibram, Merrell, New Balance o Vivobarefoot. Si lo prefieres también puedes utilizar calcetines de dedos, con ellos evitarás cualquier tipo de compresión.

Ponlo en práctica y nos cuentas, como ves es muy sencillo, basta con estimular los pies para promover las adaptaciones necesarias, ¡un proceso 100% natural!