Inicio > Opinión > Merrell Bare Access, análisis

Merrell Bare Access, análisis

Os ofrecemos el review completo de las zapatillas Merrell Bare Access gracias a Óscar y Angels, un análisis muy completo que seguro os resultará útil. Bare Access son las zapatillas de transición que Merrell nos propone para completar el proceso de adaptación.

Zapatillas de running Merrell Bare Access después de 250 km

Hola de nuevo. A principios de agosto les hice unos 250 km a mis Merrell Bare Access por lo que creo conveniente volver a hacer otra entrada con las impresiones después de este tiempo.

→ Sensaciones

Los rodajes siempre han sido por asfalto con tiradas, la mayoría, de entre 8 y 11 km. Decir que las sensaciones son buenísimas.
La zona del arco plantar, ha sido como si no existiera, no la he notado, por lo que considero conveniente rectificar mi afirmación primera de que “pies planos” abstenerse, no. Se adaptan muy bien al pie por lo que no creo que a los que tengan el pie plano les pueda molestar siempre y cuando, éste no sea muy ancho.
Tal como comenté en mi primera toma de contacto la calidad general de esta zapatilla, en todos los aspectos, es impresionante.

→ Zonas mejorables

La única pega que le encuentro a esta zapatilla, después de estos kilómetros es la zona del tendón de Aquiles. Tienen un acabado muy sobrio, no lleva el acolchado de otras zapatillas y puede provocar alguna rozadura (hay que decir que, en todo este tiempo, solamente me han molestado 2 veces, pero considero que es una zona mejorable).
Creo que lo mejor es que veáis las fotos de las zapatillas y juzguéis vosotros mismos. Por cierto, no las he lavado nunca, todavía. Sobretodo para no distorsionar el paso del tiempo y porque considero que, cuanto menos se laven mejor.

→ Desgaste

Como podréis comprobar, hay zonas del talón un tanto desgastadas, más la derecha que la izquierda. Eso es síntoma de que aún me queda técnica que mejorar pero, además, tener en cuenta que, en bajas muy pronunciadas, es imposible poner el talón primero, mas que nada para no acabar rodando cuesta abajo por la inercia.
En las zonas de metatarso, el desgaste es prácticamente nulo, pero no solo la zona donde hay Vibram, sino que en la zona blanda también es mínimo.
Creo que con una buena técnica las zapatillas Merrell Bare Access pueden durar más de 1.000 km, y no solo por la suela, el upper está perfecto también.

→ Merrell Bare Access vs Inov-8 F-Lite 195

Por comparar, este verano me hice con unas zapatillas de trail Inov-8 F-Lite 195 (con solo un par de zapatillas no vive un corredor, je, je) que, por los montones reviews leídos por Internet, consideré otro buen modelo de transición.
A nivel de flexibilidad y comodidad las Inov-8 F-Lite 195 están por encima, a pesar de no tener la puntera ancha. Se adaptan muy bien al pie y no se nota apenas esa falta de amplitud en los metatarsos.
El compuesto entre suela y media suela, es mucho más blando en las F-Lite 195 que en las Bare Access por lo que la sensación de carrera es distinta. Al ser más blandas notas más el terreno pero tampoco hay mucha diferencia. Hay 3 mm de drop en las F-Lite 195 que, pensaba que no se notarían pero, después de 4 meses de cerp drop algo se nota.
La gran pega de las Inov-8 F-Lite 195 es la suela de “goma pegajosa” (como llaman ellos) que, al ser tan blanda y adherente, recelo muy mucho de su durabilidad. Solamente con 50 km ya llevan un desgaste, casi comparable al de las Merrell Bare Access con 250 km. Para gimnasio, carreras y entrenos puntuales, vale… para rodajes intensivos, la durabilidad es cuestionable.

→ Conclusión sobre las zapatillas Merrell Bare Access

De momento, estoy muy contento con las Merrell Bare Access. Han superado, de largo, las expectativas que tenía puestas en ellas.

¡Muchas gracias Óscar y Angels por vuestra excelente colaboración!