Inicio > Opinión > Respeto amigo corredor

Respeto amigo corredor

Enciendo la radio, a los pocos minutos los comentaristas introducen una cuña publicitaria. Hablan de unas plantillas que absorben las “ondas negativas” protegiendo los huesos y mejorando el rendimiento atlético. También realinean el cuerpo, especialmente en personas de avanzada edad y ayudan a perder sin esfuerzo hasta 4kg en 40 días. Finalizan la cuña señalando que muchos famosos las utilizan, están encantados ¡y más delgados!. Una sencilla maravilla de 50€.

Este tipo de cuñas publicitarias son normales en la sociedad actual, podríamos extrapolarlas a alimentos, electrodomésticos, zapatillas, ropa y casi cualquier objeto imaginable.

Los milagros existen, todo es más fácil de lo que parece. Estos nuevos productos nos hacen la vida más sencilla, lo único que tenemos que hacer es creer… y pagar.

Los objetos supertecnológicos se han impuesto en nuestras vidas, son cotidianos y normales.
Algunos de ellos, sin haber probado su efectividad, han desplazado en sólo 40 años a los sencillos y tradicionales que exiten desde unos 10.000 – 40.000 años. Hablo, como no podía ser de otro modo, de las zapatillas y sandalias.

Sandalias Benat
Benat Sandals, calzado inspirado en el que utilizaban nuestros antepasados

Los avances tecnológicos nos han hecho olvidar el pasado

Sociedad libre, mercado abierto y productos para todos los gustos. Libertad en su máxima expresión pero… ¿dónde quedó el respeto?.

El corredor minimalista es fácil que en uno y otro momento se haya topado frontalmente con la incredulidad, la sorna o la crítica burlona de una parte de la población, corredores en su mayor parte. Respeto amigo corredor, al menos eso.

40 años han sido suficientes para borrar de un plumazo miles de años de evolución. No es normal correr o caminar con sencillas sandalias, sencillas zapatillas o sin ellas, de hecho puede ser pernicioso y lesivo para nuestra salud aunque nadie lo ha demostrado, aunque la experiencia y el pasado digan lo contrario.
10.000 años a la basura, el pie es la herramienta del corredor y un tesoro de la evolución, pero es despreciado y casi condenado a muerte.

Corta memoria, ahora los usuarios de zapatillas minimalistas, por correr o caminar como nuestros ancestros (padres, abuelos…) somos los bichos raros, los excéntricos y los que buscamos ir a la moda.

¿Evolución o involución?