Carretera hacia el objetivo

En marcha la segunda revolución barefoot

El pasado mes de septiembre The Huffington Post publicó un artículo con gran repercusión en redes sociales: ¿El minimalismo camina hacia la segunda revolución barefoot?

El diario americano aborda el tema con seriedad, analizando los distintos puntos de inflexión que ha vivido el movimiento en la última década.

¿Cómo lo vemos nosotros?

El primer boom minimalista arrancó en 2009

Aún recuerdo mis inicios. A finales de 2010 apenas había información.

Por aquel entonces el minimalismo se reducía a las estrechas Newfeel Many de 9€, a un puñado de opciones de Vivobarefoot y FiveFingers, a las primeras Merrell Trail Glove -ya van por la cuarta versión– y a unas atractivas New Balance promocionadas por el exminimalista Anton Kupricka.

De pronto, en apenas dos temporadas, la oferta se disparó: Adidas, Altra, Brooks, Inov-8, Mizuno, New Balance, Nike y Saucony pusieron el foco en el minimalismo.

Docenas de minimalistas inundaron el mercado. Las campañas publicitarias lucían en todos los medios. Las ventas llegaron a su máximo histórico en los Estados Unidos.

Zapatillas adidas adipure adapt

Del boom al crack

Los cimientos no eran sólidos. La información brillaba por su ausencia. La fase de transición se reducía a una breve advertencia en la caja de las zapatillas. A veces ni eso.

Todo se derrumbó cuando los medios de comunicación se hicieron eco de diversas denuncias a Vibram FiveFingers. Algunos compradores argumentaban que no funcionaban, que la marca hacía publicidad engañosa. Ahora sabemos que no fue así, Vibram no mentía.

El exponencial crecimiento se vino abajo. Desde 2014 hasta finales de 2016 el movimiento minimalista vivió su fase más crítica. Sólo unas pocas marcas mantenían minimalistas en su catálogo, algunas de renombre congelaron los nuevos lanzamientos.

2017: Lo natural vende más que nunca

Los sistemas de entrenamiento que nos enseñaron en el colegio no funcionan. Los alimentos procesados no casan con una vida saludable. Y el calzado no se corresponde con la forma y función de los pies.

Mindfullness, yoga, entrenamiento inteligente o alimentación saludable son algunos de los movimientos que más han crecido en el último año. También el earthing o grounding, caminar descalzos, reconectar con el terreno.

No son más que respuestas lógicas a la creciente locura de nuestro día a día.

Niña descalza

¿Veremos una segunda revolución minimalista?

Sí. Por tres motivos:

Esa incoherencia es aún más patente en niños. Niños descalzos, niños más inteligentes, así se titula el estudio realizado por la profesora Isabel Gentil García. No es el único, la Universidad de Sydney alertó del efecto del calzado en niños.

El minimalismo y el descalcismo viven su mejor momento por estos desajustes. La ciencia y la lógica están de nuestra parte.

No han vuelto las multinacionales (por si dudabas, Nike no fabricará huaraches, era una inocentada), tampoco hemos regresado a las ventas de 2012, pero esta vez los cimientos son sólidos.

Tenemos mucha información para hacer una fase de transición guiada y razonable. Marcas comprometidas con el desarrollo de calzado funcional. Y profesionales minimalistas que optimizan el entrenamiento, tratan lesiones y guían en la transición.

La segunda revolución minimalista es un hecho.

¿NECESITAS AYUDA?

He preparado una guía con todo lo que he aprendido desde el año 2010. Pensada para puedas adaptarte al minimalismo: Los errores que debes evitar, trucos, planes de entrenamiento, ejercicios...