¿Tu calzado es realmente cómodo?

Cuando te planteas comprar unas zapatillas, ya sea para vestir,  practicar deporte o andar en casa un requisito imprescindible, es la comodidad, realmente casi siempre la idea es buscar el calzado más cómodo posible.

Pero… es posible que las zapatillas convencionales (tanto las clásicas deportivas como las zapatillas de vestir o los zapatos) te hayan hecho olvidar el concepto de verdadera comodidad.

No utilizas el mejor calzado…

Si al llegar a casa lo primero que haces es descalzarte… está claro que tus zapatillas,  zapatos o sandalias no son cómodas ¡y deberían serlo!.

Un caso extremo son las mujeres que utilizan grandes tacones, curiosamente es fácil verlas completamente descalzas o con zapatillas muy sencillas en bodas o en mitad de la noche. Y es que las mujeres son cuatro veces más propensas a lesiones en los pies.

Las zapatillas deben amoldarse a tus pies y no al revés, los fabricantes nos han acostumbrado al calzado extremo de modo que los pies se han ido acomodando a esas condiciones (dedos desalineados, deformados,  debilitados…). Obviamente lo que debería primar es la funcionabilidad y comodidad, algo que tienen muy claro marcas como Merrell, New Balance, VivoBarefoot o Feelmax.

calzado-incomodo

Factores que influyen en la comodidad del calzado

Puntera amplia: Si buscas el calzado más cómodo del mercado no debes obviar este factor, es quizás el más importante y desde luego el más olvidado por diseñadores y fabricantes. El calzado convencional tiene la puntera estrecha porque supuestamente es más estético y atractivo, ahí radica gran parte de la incomodidad y de los habituales problemas en los pies de las sociedad occidental. Los dedos deben estar libres y sin compresiones.

Ligereza: Es muy fácil encontrar calzado con un peso cercano o superior a 400 gramos, tus pies y piernas agradecerán mayor ligereza. Intenta no superar los 200 o 250 gramos.

Flexibilidad: El calzado rígido es incómodo, limita el movimiento de los pies y los debilita. Deja que los pies se muevan con total libertad o de nuevo verás mermada la comodidad.

Tacto: Este concepto es un tanto desconocido para la mayoría de personas no familiarizadas con el calzado minimalista. El tacto es simplemente sentir y saber lo que pisas ¡sin hacerte daño!. El calzado cómodo debería proporcionar un correcto equilibrio entre protección y tacto o feedback. ¡¡A tus pies no les gusta nada estar aislados!!.

Calzado plano: Sorprendentemente algunos profesionales recomiendan calzado con “algo de tacón”, los pies no están diseñados ni preparados para caminar o correr con desnivel, de ser así habríamos nacido con plataformas. Los tacones o las zapatillas con mucho “drop” no son cómodas ni funcionales, tus pies no entienden de modas, entienden de comodidad. Aquí tienes un estudio que demuestra que caminar con zapatillas de running perjudica al tendón de aquiles.

¿Buscas la mayor comodidad y funcionalidad?

Las zapatillas 100% minimalistas suelen cumplir todos o casi todos los puntos expuestos anteriormente. Son muchos los modelos y marcas disponibles pero tienen algo en común, ¡son las zapatillas más cómodas del mercado! aún no he encontrado a nadie que le parezcan incómodas, al fin y al cabo nuestro cuerpo nos pide barefoot y las minimalistas están muy cerca de ese concepto.

Recuerda, no estás preparado ni diseñado para pasar largas horas con un calzado convencional.

Gama Merrell Barefoot
Zapatillas minimalistas Merrell Trail Glove

Minimalistas a tiempo completo

El grueso de las ventas minimalistas se orientan a los corredores aunque cada vez cobra más importancia el calzado de gimnasio y también el de trekking o paseo.

El gran olvidado es el calzado minimalista casual, son pocas las marcas disponibles que ofrecen verdadera comodidad aunque este tipo de calzado es tan importante o más que el deportivo. Es obvio que si corremos una hora al día con minimalistas pero pasamos diez horas con calzado compresivo convencional estaremos haciendo sufrir mucho a nuestros pies, favoreciendo posibles deformaciones y dificultando además el proceso de adaptación.

Un consejo, si buscas el calzado más cómodo y saludable del mercado apuesta sin duda por el minimalismo, el milagro no existe, huye de zapatillas con balancines y de diseños espectaculares que prometen curar y sanar en pocos días. Dale mayor protagonismo a tus pies, pasa el mayor tiempo posible descalzo o con calzado minimalista y… ¡disfruta!.

¿NECESITAS AYUDA?

He preparado una guía con todo lo que he aprendido desde el año 2010. Pensada para puedas adaptarte al minimalismo: Los errores que debes evitar, trucos, planes de entrenamiento, ejercicios...