Inicio > Actualidad > La FEDME prohíbe las huaraches

La FEDME prohíbe las huaraches

No hay margen para negociar o debatir, el nuevo reglamento de la FEDME (Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada) aprobado recientemente prohíbe las huaraches en las carreras de montaña

Modificación del artículo 4.2.1 del reglamento

El apartado 4.2.1 del reglamento de Carreras por Montaña regula el material y equipamiento. Para participar en la prueba cada deportista deberá llevar consigo el material siguiente.

Reglamento de 2014:

Calzado y vestimenta adecuados para la práctica de carreras por montaña.

El nuevo reglamento de 2015 modifica dicho artículo:

Zapatillas de trail running con buen agarre, suela con dibujo y parte superior con elementos de fijación que mantengan la zapatilla bien sujeta al pie y que lo proteja enteramente hasta debajo del tobillo.

¿Qué está prohibido en las carreras oficiales de la FEDME?

Hace un año saltó la noticia, la FEDME quería prohibir el minimalismo en montaña. El revuelo que se formó en las redes sociales fue enorme, sólo nuestra publicación en Facebook tuvo un alcance de más de 26.000 personas. Todo este empeño ha servido para que permitan el calzado minimalista tradicional, pero queda una asignatura pendiente, las huaraches.

El antiguo artículo 4.2.1 no lo especificaba claramente, los jueces tenían libertad para determinar qué era para ellos adecuado.

Ahora tenemos claro que en pruebas oficiales del calendario:

  • Se prohíbe correr descalzo.
  • Se prohíbe correr con huaraches.
  • Se prohíbe correr con zapatillas de asfalto.
Prohibido correr con huaraches
Del “prohibido correr minimalista” a “prohibido huaraches”.

Tres motivos por los que el calzado no debería regularse

Parece mentira que pongan el acento en el calzado, uno de los apartados más subjetivos que podemos encontrar.

  1. ¿Qué es seguro?: Imposible determinar qué es seguro para un corredor. Que tú no seas capaz de correr con un calzado determinado -por falta de adaptación y entrenamiento-, no quiere decir que no haya otra persona capacitada y perfectamente adaptada a ello.  No es más seguro correr con un calzado de máxima amortiguación que hacerlo con huaraches que dejan parte del pie descubierto.
  2. La suela no es ninguna garantía: Una suela con dibujo, como expone la FEDME en su reglamento, no asegura el más mínimo agarre en montaña. La seguridad depende del terreno, de la técnica y de la experiencia del corredor.
  3. Cubrir el pie: La clave artículo 4.2.1 del reglamento está en “cubrir el pie”, es el argumento que ha encontrado la FEDME para excluir a las huaraches de cualquier competición oficial. Si alguien cree que una tela ultraligera de 50 o 100 micras va a hacer algo por la seguridad de los pies creo que se equivoca, una vez más la experiencia en el terreno es vital.

El vicio de prohibir y la doble vara de medir

En el último año la FEDME ha puesto el punto de mira en los pies, la parte del corredor más desconocida y adornada, pero sin embargo sigue mirando hacia otro lado con temas que de verdad ponen en riesgo la seguridad de los corredores como por ejemplo:

  1. En lo que a la organización respecta no hay límites, libertad total para determinar la dureza del recorrido sin necesidad alguna de informar al corredor sobre la existencia de tramos muy técnicos o de zonas expuestas que podrían poner en riesgo la vida del participante. El único límite, reglamento en mano, está en la mente de los organizadores.
  2. Tampoco se establecen controles para determinar si un corredor tiene la preparación mínima para afrontar la prueba en cuestión. Previo pago de la inscripción cualquiera puede ponerse un dorsal, los controles en la línea de salida son inexistentes.
  3. La seguridad pasa en gran medida por la preparación del corredor pero también por la previsión y prudencia. Es fácil poner el punto de mira en el calzado pero difícil decirle a un señor que pretende ser el mejor en la prueba -o no- que con viento y una sensación térmica de -10ºC o -15ºC ir en manga corta o tirantes quizá no sea lo más apropiado para su seguridad.

La doble vara de la FEDME no deja de sorprender, ¿cuál será el próximo disparate? ¿quizá publicar un listado con las zapatillas permitidas y aptas para correr en montaña?

Podéis firmar la petición de modificación del artículo 4.2.1 en Change.org.