¿Es el Drop la gran mentira del Running?

Hace 10 años nadie hablaba del drop en las zapatillas de correr.

Los principales fabricantes se afanaban en inventar nuevos sistemas de amortiguación. El drop era “fijo”, de unos 14 milímetros.

Hoy este concepto está en boca de todo corredor que se precie.

Y esa es la línea que trazan en 2018 las marcas de running. Ahora lo importante no es la amortiguación, es el drop.

¿Tiene fundamento o es otra de tantas modas que nos quieren imponer?

Veamos.

¿Qué es el drop de unas zapatillas?

Seguramente ya lo sepas, pero te refresco el concepto.

El drop es la diferencia entre el grosor de la parte trasera y delantera de la zapatilla. Un valor que va de 0 a 14 milímetros y que se utiliza principalmente en el mundo del running.

Ejemplo: New Balance 20V7 con 14 mm en el talón y 10 mm en la punta tienen drop 4.

El drop de las zapatillas

Un poco de historia

Elevar el talón no es una moda reciente. Su origen se remonta, al menos, 2000 años atrás (artículo). Por aquel entonces se asociaba a las élites, era un símbolo de estatus social.

No fue hasta hace 40 años cuando esta idea se introdujo en el mundo del corredor, sin base científica, con el simple propósito de crear un nuevo nicho de mercado.

¿Cuál es el drop ideal?

Nacimos descalzos, ¿verdad?

Elevar el talón, añadir un exceso de protección o limitar el movimiento del pie puede ser una buena herramienta temporal, por ejemplo para corregir una disfunción o abordar una lesión, pero utilizar esas herramientas de forma sistemática va contra natura.

Según la lógica evolutiva, hasta que se demuestre lo contrario, la ausencia de calzado o la mínima expresión de este (drop 0) es la opción ideal, pero, ¿qué dicen los estudios científicos?

Esto es lo que dice la ciencia

Este estudio no encontró diferencias significativas entre la forma de correr con drop 0, drop 6 y drop 10. Todas las zapatillas utilizadas tenían una elevada amortiguación.

En este otro estudio investigaron su repercusión en las lesiones. Utilizaron los mismos desniveles que en el anterior y tampoco encontraron diferencias siginificativas.

La investigación más interesante se publicó hace pocos meses, en ella no solo valoraron el desnivel del calzado, introdujeron otra variable: la amortiguación. Estudiaron a cada corredor en cinco escenarios:

  • Descalzos
  • Con FiveFinger El-X (drop 0 sin amortiguación)
  • Con Altra One (drop 0 con amortiguación)
  • Con Saucony Kinvara (drop 4)
  • Con Mizuno Wave Rider (drop 12)

Las diferencias entre los distintos drops no fueron significativas, pero hubo una excepción. Cuando los corredores utilizaron FiveFingers su técnica se acercó mucho a la del estilo barefoot. Corrieron mejor que con cualquier otra zapatilla, ¡incluyendo las Altra One (drop 0 pero amortiguadas)!

Estos hallazgos sugieren que el drop no es un factor determinante en la técnica de carrera ni en la tasa de lesiones. Tampoco en el rendimiento.

¿Las marcas nos han vendido la moto?

Recomendaciones drop calzado

Entonces, ¿cómo elegir las zapatillas de running?

El drop es solo una parte de la ecuación. Nunca deberías basar la elección del calzado en este atributo.

La postura de nuestros amigos de La Clínica del Corredor, líderes en prevención de lesiones, me encanta por su sencillez y practicidad.

No mires el drop de la zapatilla, fíjate en su perfil general:

  1. Zapatilla minimalista
  2. Zapatilla intermedia
  3. Zapatilla amortiguada

Dependiendo del tipo de corredor que seas elige una u otra. La regla general que utilizan es la siguiente:

Quieres empezar a correr o llevas poco tiempo corriendo

¿Buscas tu primera experiencia en el mundo del running? Si has tenido poco o nulo contacto con el calzado amortiguado de running lo mejor es que apuestas directamente por zapatillas minimalistas puras (drop 0).

Empieza poco a poco. Sigue esta guía.

¿Qué sentido tiene comenzar a viciar tu forma de correr? Hazlo bien.

Eres corredor aficionado y las lesiones no son un problema

No deberías variar el drop ni la cantidad de amortiguación. Sigue con tu calzado habitual.

Lo que funciona es mejor no tocarlo. Tu cuerpo está adaptado a esas zapatillas, si las cambias por otro tipo el riesgo de lesión aumentará.

¿Quieres mejorar tus tiempos?

Un caso especial son aquellos corredores que, sin tener lesiones, quieren mejorar su rendimiento.

Una buena forma de hacerlo es reducir la masa de las zapatillas, simplificarlas. Correrás más ligero y con mejor técnica.

Tu mejor opción es comprar un calzado de transición. El minimalista exigiría un mayor tiempo de adaptación y conllevaría asociada una pérdida de forma.

¿Sueles lesionarte?

Las estadísticas son demoledoras, entre el 60 y el 75% de los corredores populares se lesionan cada temporada, muchos de ellos varias veces.

Cuando surgen lesiones repetidas el cambio hacia el minimalismo es la mejor opción. Sobre todo con los típicos problemas en rodillas, caderas o espalda.

La excepción al uso de calzado minimalista son las lesiones recientes en pies, gemelos y tendón de aquiles. En estos casos conviene utilizar calzado amortiguado para aliviar la zona, pero siempre como medida temporal, una vez aliviados los síntomas deberías volver a introducir el calzado sencillo progresivamente.

Y lo más importante, debes hacer una fase de transición. Aquí te explico cómo pasarte al minimalismo paso a paso.

¿Y los Niños?

No hay duda. Los más pequeños solo deberían utilizar calzado minimalista infantil, sin drop, sin amortiguación, independientemente del uso que le vayan a dar.

Zapatillas running Nike

Conclusión

El drop de la zapatilla es un factor sobrevalorado. No debería preocuparte como corredor y no debería centrar la decisión de compra de unas zapatillas.

La cantidad de amortiguación, los sistemas correctores de la pisada, la flexibilidad o el peso de la zapatilla influyen más en tu forma de moverte, en el rendimiento y en el riesgo de lesión.

Utiliza el índice minimalista como referencia, en todas las zapatillas de nuestra web lo encontrarás.

¿NECESITAS AYUDA?

He preparado una guía con todo lo que he aprendido desde el año 2010. Pensada para puedas adaptarte al minimalismo: Los errores que debes evitar, trucos, planes de entrenamiento, ejercicios...