Máxima amortiguación, ¿es la solución?

Llevamos en esto del minimalismo desde finales de 2010, el crecimiento en nuestro país ha sido lento pero constante aunque la oferta de calzado minimalista se ha ido reduciendo en algunas marcas.

Hace unos cuantos meses revistas y blogueros calificaban el minimalismo de moda, ahora ha pasado a un segundo plano, la nueva moda son las zapatillas con máxima amortiguación.

¿Son la solución?

El corredor se siente más cómodo con zapatillas maximalistas

Es la frase que he leído recientemente y que me ha llevado a escribir este artículo, ¿qué hay de cierto en eso?

No podemos negar que el cuerpo siente gran comodidad cuando bajo los pies hay una superficie acolchada, lo mismo ocurre cuando nos “espatarramos” en el sofá o en una silla. La comodidad que sentimos con unas zapatillas de máxima amortiguación o simplemente con un calzado de running tradicional tiene explicación.

Nuestro cuerpo está diseñado para protegerse de cualquier impacto o estrés. Si le ofrecemos en bandeja de plata la máxima comodidad, en todos los aspectos de nuestra vida, reaccionaría simple y llanamente “desactivándose”. Cuando no hay estímulos el cuerpo simplemente se acomoda y debilita.

Zapatillas maximalistas
La marca Hoka es una de las más destacadas del sector.

Barefoot y maximalismo, dos polos opuestos

Veamos las diferencias entre un “extremo” y el otro (que conste que me cuesta bastante calificar de extrema a la forma natural de movernos).

A)  Lo que ocurre cuando nos descalzamos

La idea generalizada es que caminar o correr con los pies descalzos en una superficie de máxima dureza (asfalto, plancha de acero, etc) daña nuestro cuerpo ya que impacto sería devastador para nuestras articulaciones y/o podríamos cortarnos con cualquier piedra, cristal o *jeringuilla.

En la sociedad actual puede ser complicado de entender pero estamos diseñados para movernos sin nada bajo la planta de los pies. Reducir o eliminar protección maximiza los sistemas amortiguadores de nuestro cuerpo, diseñados precisamente para evitar cualquier estrés y daño, en otras palabra, correr o caminar con lo mínimo nos hace más humanos, se activan todas y cada una de las conexiones del cuerpo.

¿Más o menos impacto? Según un estudio del profesor Lieberman, el impacto es hasta siete veces menor corriendo descalzos con técnica adecuada que haciéndolo con calzado amortiguado y técnica talonadora.

* Las jeringuillas infectadas, aunque parezca mentira, es un prejuicio generalizado.

B) Lo que sucede con las zapatillas de máxima amortiguación

Posiblemente cualquier persona que se ponga en los pies una superficie acolchada o extremadamente alcochada tenga una reacción positiva y agradable, las superficies blandas gustan a nuestro cuerpo porque se asemejan a una situación de relax y ausencia de estrés -recordemos que estamos diseñados para evitar o protegernos de cualquier situación de estrés-.

La mala noticia para los que usan zapatillas con máxima amortiguación es que este “diseño de serie” es tan perfecto que no admite engaños o atajos. Correr en asfalto o en montaña es una actividad de alto impacto y en ella deberían entrar en juego los amortiguadores naturales que comienzan en la punta de los dedos.

Corriendo con máxima amortiguación

Los tres grandes problemas del calzado maximalista

Las características extremas de las zapatillas con máxima amortiguación tienen desde mi punto de vista tres importantes inconvenientes.

1- Información contradictoria en el cerebro

Las suelas más extremas llegan a tener 40 milímetros de grosor, diez veces más que algunas zapatillas minimalistas y más del doble que la mayoría de zapatillas de running.

Puede sonar raro pero… el cuerpo está conectado desde la punta de los dedos del pie hasta el último pelo, y no es casual, simplemente es necesario para que el complejísimo sistema funcione de forma óptima.

Es fundamental permitir que las plantas de los pies sientan en cada momento lo que estamos pisando para poder protegernos correctamente. Como puedes imaginar, la información del terreno que reciben las plantas de los pies con un calzado de máxima amortiguación es nula, permitidme el símil… es como si el corredor estuviera sentado en el sofá pero con el corazón a 180 pulsaciones, un poco contradictorio para el cerebro ¿no crees?

2- Desactivación de los amortiguadores naturales

Las zapatillas con máxima amortiguación anulan los sistemas amortiguadores de nuestro cuerpo, algo tan básico como la fascia, los tendones y los músculos, que funcionan como amortiguadores naturales y comienzan en los propios dedos, pasan a un segundo plano.

3- El aislamiento extremo provoca debilidad

Si algo tenemos claro es que aislar cualquier parte de nuestro cuerpo se traduce en debilitamiento. Un caso extremo se produce cuando por una lesión nos inmovilizan durante días o semanas alguna parte de nuestro cuerpo, ¿qué ocurre entonces? En esa zona se pierde volumen, fuerza y movilidad.

Es un caso extremo, cierto, pero… este calzado también lo es. Podríamos extrapolarlo a los pies que son la principal “herramienta” que tiene el ser humano para desplazarse.

Por otro lado la fuerza y movilidad de los pies son fundamentales a la hora de evitar el gran problema de las lesiones en los corredores.

¿Es el mejor calzado para corredores de montaña?

El gran aislamiento de estas zapatillas es lo que más atrae a un sector de corredores, los trail runners.

Todo esta situación me recuerda a mis inicios por montaña, las zapatillas de trail normales no eran suficientes para proteger mis delicados pies, cada vez apostaba por zapatillas más duras, rígidas y aislantes. Ahora correr con lo mínimo imprescindible entre el suelo y mis pies es un auténtico placer, ¿el secreto?, la técnica de carrera y la adaptación.

Las piedras son parte del juego, con la protección justa, una técnica adecuada y un poco de paciencia serán más un divertimento que un problema.
Aislar la herramienrta más importante del corredor (los pies) es la peor decisión que puede tomar un deportista. Por muy cortantes que sean… hazte amigo de las piedras, no trates de evitar lo inevitable 😉

¿NECESITAS AYUDA?

He preparado una guía con todo lo que he aprendido desde el año 2010. Pensada para puedas adaptarte al minimalismo: Los errores que debes evitar, trucos, planes de entrenamiento, ejercicios...